TESTIMONIOS DE INTEGRANTES DE PFALYG

Fragmentos escritos por familiares de gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros.

“No puedo dar consejos, porque se trata de subjetividades y procesos personales, pero algo importante me parece que es no buscar los por qué...”

Eugenia

Testimonio de una hija lesbiana, Eugenia

Respuestas a un cuestionario referente al Grupo de Padres y Familiares.

1. ¿Cómo llegaste al grupo?
Buscándolos. Sabía que había grupos de padres, pero no conocía mucho. Si bien mi interés al acercarme fue por otro motivo diferente al personal, al conocerlos me involucré con cariño.

2. ¿Qué pensás del Grupo de Padres y Familiares? ¿Te afectan los comentarios y diálogos escuchados?
Me parece un grupo muy necesario y muy valioso, porque en lugar de sentirse portadores de una verdad indiscutible buscan proteger los afectos. Los comentarios escuchados en el grupo me parecen completamente entendibles y, lejos de herirme, me ayudan a ver cómo se sienten las otras personas y me sacan de la visión “egoísta”.

3. ¿A qué edad y de qué forma intuiste que tu orientación sexual era diferente a la mayoría?
A los 18 me di cuenta porque me enamoré. Pero haciendo memoria siempre sentí de esta forma. Creo que lo que me facilitó el reconocimiento de mi forma de sentir fue una película, por eso es bueno que la educación, los medios, la calle muestren la diversidad, no porque inciten, sino porque liberan.

4. ¿Tuviste períodos en los que tratabas de ser “como los demás”?
En relación con mi sexualidad no. Siempre pasamos por esos períodos en la adolescencia, en la que queremos ser como otros por diferentes razones, pero mi sexualidad nunca fue un problema para mí.

5. ¿Cómo fue y es la relación con tus padres? ¿Pudiste charlarlo con ellos?
Lo he charlado con mi madre. Con mi padre no, porque no tengo una relación afectiva con él ni quiero integrarlo en mi vida. Con ella la relación varió, por razones obvias, porque hay que aprender a vivir con la nueva noticia. Pero hoy estamos mejor que nunca.

6. ¿Cómo es tu situación en cuanto a establecer una relación de pareja satisfactoria y qué opinas al respecto?
Tengo tendencia a pensar en mi pareja como “para siempre” (aunque eso no se dé, pero mientras dura se siente como “para siempre”), basada en el respeto, la amistad, el amor. Creo que las relaciones varían no por el tipo de sexualidad que se tenga sino por el tipo de personalidad. Claro que hay estigmas o cosas que coaccionan, pero eso ocurre en todos los planos en toda la sociedad.

7. ¿Qué consejos darías a los padres y la familia?
No puedo dar consejos, porque se trata de subjetividades y procesos personales, pero algo importante me parece que es no buscar los por qué (las causas se buscan cuando necesitamos solucionar algo, arreglarlo, curarlo, volverlo a su curso “normal”), sino ver cómo valorar la diferencia positivamente y cómo fortalecer los lazos afectivos. El mundo de afuera siempre puede ser agresivo, siempre va a juzgar, siempre nos lastimará de una u otra forma, pero eso no nos va a afectar si tenemos a los seres que queremos.

8. ¿Cuáles son tus sueños y deseos en cuanto al futuro, tanto en lo personal como en lo social?
Me gustaría que la gente dejara de necesitar controlar la vida de los demás (y no hablo de los controles de los grandes intereses, que existen, sino de la gente que asume el papel de vigilante de una norma que ha heredado y no se ha preguntado si es justa, válida, atemporal, universal, etc.); que dejara de pensarse en que existe un modo de ser persona, como un molde sacado del ejemplar perfecto; que dejara de verse con miedos lo que no se conoce y se trate de aprender. Que, finalmente, se vea que cuanto más diferentes somos más oportunidades de aprender cosas nuevas tenemos y, así, enriquecernos.

Mayo 2007