BIBLIOGRAFÍA

Hablemos de Nuestros(as) Hijos(as)

Observación: El término PFLAG corresponde a Parents, Family and Friends of Lesbians and Gays, en USA (Padres, Familiares, Amigos de Lesbianas y Gays) "Cuando nuestra hija supo que su hermano era gay, le escribió preguntándole, ¨¿Cómo se siente ser gay?". Mi hijo le respondió ¨¿Cómo se siente ser heterosexual?"

Hay personas gays dondequiera

Un 10 porciento de la población del mundo es homosexual. Las lesbianas y los hombres gays provienen de familias de todos los rincones de la tierra, de todas las culturas, grupos étnicos y niveles económicos. Una comunidad del tamaño de Des Moines, Iowa, por ejemplo, con una población de 194,000, tiene cerca de 20,000 ciudadanos gays. Ellos y sus familiares cercanos llegan a ser unas 50,000 personas.

Algunas personas gays cuadran con estereotipos especiales, pero casi todos se parecen a, y actúan como, individuos de la mayoría heterosexual. Apariencia física y manerismos no tienen nada que ver con la sexualidad de la persona. Todos conocemos, por ejemplo, tanto mujeres hombrunas como hombres afeminados que no son gays.

Las personas gays son gente sana

La homosexualidad, como la heterosexualidad, no es de por sí una enfermedad mental o emocional. Por ejemplo, los hombres gays y las lesbianas comparten el mismo nivel de interés en la actividad sexual que las personas heterosexuales, ni más ni menos.

Las personas gays conducen vidas tan variadas cómo los heterosexuales. Establecen relaciones estables y perdurables, trabajan para ganarse la vida, van de compras, ven televisión, votan y pagan impuestos.

“La homosexualidad es algo firmemente fijo y no es algo que uno escoge ser o no ser.” La persona no tiene opción sobre sus sentimientos afectivos. La única alternativa es ser abierto(a) sobre la orientación sexual o mantenerse encerrado(a).

No se sabe cómo se determina la orientación sexual humana. Durante 15 años de discusiones con miles de familias con hijos e hijas gays y lesbianas, PFLAG ha descubierto que:

1- El niño o la niña gay frecuentemente está consciente de su orientación sexual a una muy temprana edad.

2- Ninguno de los niños fue influenciado o enseñado a ser gay por persona alguna.

3- Temores familiares de “infectarse” con la homosexualidad o de ser “reclutado” en la escuela o en cualquier otro sitio “no tienen base científica alguna”.

4- En familias donde niños gays tratan de tornarse heterosexuales, fallan todos los intentos.

5- Resultan muchos matrimonios infelices que terminan en divorcio, dejando esposos(as) y niños(as) acongojados(as), cuando gente gay trata de conformarse a la mayoría heterosexual. ¿No resultaría mejor para la sociedad si las personas pudieran ser honestas consigo mismas?

6- Aun en los raros casos de familias con estilos de vida alternativos, la sexualidad de los padres no influencia o cambia la sexualidad del(a) niño(a). El Dr. Richard Green, de la Universidad Estatal de Nueva York, no encontró diferencias apreciables en el desarrollo normal del niño de padres homosexuales o transexuales.

Las personas gays son parte de la familia

Una de cada cuatro familias tiene un miembro gay. Nuestras hijas lesbianas y nuestros hijos gays tienen padres y madres, abuelos y abuelas, hermanos y hermanas, primos y primas, tíos y tías, sobrinos y sobrinas, a quienes quieren y cuidan. El rechazo familiar de una persona gay es una tragedia para cada persona de su familia inmediata y extendida.

Las líneas telefónicas de PFLAG están en operación a través de toda la nación. Las líneas ofrecen la oportunidad de compartir las inquietudes y hacer preguntas de manera confidencial en un ambiente acogedor con padres que han pasado por experiencias similares. Las líneas telefónicas y los grupos de discusión ayudan a unir familias con sus hijos(as) gays y lesbianas. De esta manera se pueden a menudo evitar divisiones familiares permanentes y vidas enteras de sufrimiento.

Las personas gays respetan a los(las) niños(as)

El maltrato de niños: “la agresión, tanto física como sexual y el hostigamiento de niños” ocurre más frecuentemente en el hogar. En los Estados Unidos, un 90 porciento de maltrato sexual del niño es cometido por hombres heterosexuales con niñas menores de edad. Los agresores son padres, padrastros, abuelos, tíos y novios de las madres. Un 45 porciento del abuso sexual del niño es cometido por su propio padre. Muy raros casos implican homosexuales.

Las personas gays son trabajadores responsables

Nuestros hijos gays e hijas lesbianas son maestros, doctores, y ministros. Trabajan en la industria pesada, son oficinistas, artistas y atletas, contables y planificadores urbanos

Se han cometido ataques particulares contra nuestras(os) hijas e hijos gays que trabajan en los salones escolares, aunque los maestros por ley deberán ser contratados por mérito de su educación, destrezas, y talento. En California, el Departamento de Instrucción dijo, “la ley actual es suficiente para proteger a los estudiantes de insinuaciones sexuales de parte de maestros, sean homosexuales o heterosexuales, y para prevenir que cualquier maestro fomente su estilo sexual de vida o preferencia sexual en el salón de clase.”

En 1978 los electores de California derrotaron por una mayoría de 70 porciento una propuesta para negar el derecho de un hombre o una mujer gay a ser maestro(a).

La gente gay son un hecho de la vida

En este folleto la palabra heterosexual describe a las personas que sienten atracción natural hacia personas del sexo opuesto.

Las palabras gay, lesbiana y homosexual describen a las personas que sienten atracción natural hacia personas de su mismo sexo.

Muchos de nuestros hijos prefieren las palabras gay o lesbiana a “homosexual,” al igual que muchas personas de ascendencia africana prefieren “negros” en vez de “moreno,” o como prefieren los japoneses, polacos o italianos se les llamen por sus nombres en vez de por palabras ofensivas e insensibles.